Próxima Reunión Asociación Canina Ría do Burgo

23 11 2009

Estimados socios:

El próximo día 28 de Noviembre se celebrará la reunión anual de la Asociación en el local ya habitual (Casa do Pobo de Nós) a las 20:00.
Esperamos que acudan la totalidad de los socios.
Gracias y hasta el 28 de Noviembre

Anuncios




ARTICULOS

25 08 2009

 

EL ASESINO QUE SALVÓ UNA VIDA

Arturo Pérez Reverte

Se llamaba Tanis Semielfo. Thantalas, en el lenguaje de los elfos Qualinesti. Llegó a casa de Beatriz, su dueña, en Culleredo, con dos meses cumplidos, desnutrido, deshidratado, lleno de pulgas, enfermo de displasia: una desconfiada bolita gris. Ella lo cuidó sin escatimar vacunas, desparasitaciones, piensos especiales, cien mortadelos mensuales por el tratamiento durante ocho meses. Ya saben. Los que tienen perros lo saben. Noches en vela, sobresaltos, meadillas por aquí y por allá, si no tuviera perro esto no pasaría, tus diarreas por todas partes, cabroncete, y yo partiéndome el lomo para comprarte comida y llegar a fin de mes.

A cambio, lo que también saben los que saben: el misterio leal de sus ojos, su presencia callada a los pies de la cama, su fuerza tranquila, el trueno del vozarrón perruno, su pataza torpe apoyada en tu brazo pidiendo una caricia, su trufa húmeda y fría, sus miradas de consuelo. De adoración. Si alguien mira a Dios, piensas, sin duda debe de mirarlo así. También colmillos, por supuesto. Diecisiete meses después, la bolita asustada y enferma pesaba cincuenta y cinco kilos, con setenta y dos centímetros a la cruz, y una boca en la que cabía la cabeza de un niño. Es un perro asesino, le dijeron a su dueña. Un Fila Brasileño. No vivirá mucho, porque tiene el hígado enfermo; pero, mientras tanto, cuidado con él. Mata. Su dueña tuvo mucho cuidado. También quiso saber más.

Investigó, reconstruyendo la siniestra biografía genética de su perro. Naturalmente, a ella no podía ser ajena la mano del hombre. Tanis era un perro hecho para el combate, un guerrero antiguo con una estirpe gladiadora tan vieja como la Historia: el Canis Familiaris Inostranzevi, el moloso persa, griego, asirio, el onzeiro, el cabezudo, el boiardeiro brasileño. Hace dos mil años, sus antepasados destripaban leones y gladiadores en el Coliseo de Roma, acompañaban a las legiones de César, cuidaban su ganado y despedazaban bárbaros con idéntica eficacia; y todavía hace siglo y medio, sus descendientes cazaban esclavos para los blancos en las selvas amazónicas. Por eso los cachorros Fila tienen ojos de viejo, y alma llena de costurones, y mirada resignada, hecha de siglos, de sangre y de fatalidad -su dueña me dijo que los ojos glaucos de Tanis le recordaban al capitán Alatriste-: el hombre los hizo asesinos, y lo saben. Sin embargo, cuando tienen amo no hay lealtad comparable a la suya.

Los Fila, como casi todos los perros, son fieles súbditos de reyes que no los merecen: luchan en guerras que no son suyas, dejándose matar a cambio de una palabra, una caricia o una mirada. Nadie ama como ellos aman. Nadie tocará al dueño mientras sigan en pie, luchando. Hablo de esos mismos dueños que luego, cuando los perros están viejos, enfermos o inválidos -a veces por obedecer sus órdenes- los abandonan, los envenenan, los echan a un pozo o los ahorcan. Eso era Tanis: un sicario. Una pistola cargada y amartillada en manos de los hombres. Uno de esos perros que, cuando el amo baja la guardia, salen en los periódicos y en el telediario, convertidos en criminales por la estupidez o crueldad del dueño, porque la naturaleza tiene extrañas oscuridades, o simplemente porque, en un mundo lleno de gente desquiciada, es lógico que se desquicien los animales. El caso es que, un día, Tanis, el asesino al que los vecinos, con toda la razón del mundo, miraban con recelo y miedo, paseaba por el parque junto a su dueña, entre niños jugando y mamás sentadas en los bancos. De pronto, un pastor alemán que estaba cerca -a diferencia del Fila, y en principio, el Pastor Alemán es un ciudadano libre de toda sospecha- atacó a un niño de tres años llamado Martín.

Por las buenas. Directamente a la garganta. Entonces Tanis Semielfo, Thantalas en el lenguaje de los elfos Qualinesti, voló sobre la hierba. Todo el mundo, dueña incluida, creyó que se sumaba a la matanza. Pero no. Se fue derecho al otro perro, fajándose con él a dentelladas. Sangre, colmillos y jadeos: un alarde profesional, resultado de siglos de adiestramiento. Y no lo degolló allí mismo porque el pastor alemán se largó con el rabo entre las patas. El niño, derribado en mitad de la refriega, lloraba entre los gritos histéricos de su madre. Y entonces el perro asesino, cojeando con una pata lastimada y en alto, fue a tumbarse panza arriba, junto a él, para que le acariciara la barriga.

824/10-08-2003





Esteban Souto: ´Queremos áreas caninas en los parques del municipio´

9 02 2009
IMG_0803

La Opinión Coruña  21 junio 2009

Presidente de la Asociación Canina Ría do Burgo

Esteban Souto: ´Queremos áreas caninas en los parques del municipio´

La recién creada Asociación Canina Ría do Burgo agrupa a propietarios de perros que reclaman áreas caninas en los principales parques, semejantes a la de Santa Margarita en A Coruña. Esta entidad quiere informar y asesorar a los dueños de canes y mejorar la convivencia entre animales y vecinos. La pasada semana realizaron su primera actividad: un cursillo de educación canina

MARTA VILLAR | OLEIROS Oleiros cuenta con nueve clínicas veterinarias, un récord sólo superado, en la comarca, por el concello de A Coruña. Este dato refleja la importancia que tienen las mascotas para los vecinos de este municipio, que cuenta con unos 11.000 perros. El pasado mes de diciembre se constituyó en este ayuntamiento la Asociación Canina Ría do Burgo, una entidad de carácter provincial que preside Esteban Souto.

-¿Cómo surgió la idea de crear esta asociación?

-Éramos un grupo de gente que bajábamos nuestros perros al parque y nos cansamos de que los vecinos llamasen a la policía porque supuestamente molestaban. Pensamos en unirnos para tener más fuerza, defender a los animales y luchar por conseguir áreas caninas en el entorno del área metropolitana. Ahora somos unos cincuenta. También queremos hacer cursos e informar sobre cómo educar a los animales para que haya una buena convivencia. No es lo mismo tener un perro en una finca que en un piso.

-Educar perros fue precisamente el objeto del primer cursillo que ha organizado la asociación, hace unas semanas.

-Sí, fue el primer curso que hicimos y ha sido una experiencia maravillosa. El profesor, Tito Villazala, explicó muy bien y aprendimos mucho, pudimos hacer preguntas y resolver dudas. Un perro es como un niño pequeño, si no lo educas será salvaje.

-Oleiros es uno de los municipios de la comarca con más canes, tocan a uno por cada tres habitantes.

-Oficialmente se contabilizan los que están registrados, que tienen chip, pero hay muchísimos más que no se inscriben. Desde la asociación también pedimos siempre a la gente que antes de comprar un perro pase por perreras y protectoras. Tienes que coger un perro que encaje con tu tipo de vida. Si estás todo el día fuera de casa, sin tiempo para sacarlo, no puedes tener un perro muy activo. Así pasa el típico padre de familia que compra un perro a su hijo por sacar buenas notas en junio y lo abandona en septiembre. Por ejemplo, el yorshire es muy pequeño y la gente piensa que es para llevar en el bolso pero es un perro muy nervioso y ágil y necesita correr, moverse.

-Usted tiene perro, claro.

-Tengo una perra beagle, Lula, que cumple tres años en julio. No caza pero necesita mucho ejercicio, sale tres o cuatro horas al día y corre, salta, juega… Un perro no es un juguete.

-Oleiros tiene una ordenanza de tenencia de animales. Ahora están muy restringidas las zonas donde pueden estar. No pueden ir a las playas, en los parques con correa y bozal…

-Las ordenanzas están muy bien, son necesarias, aunque no tan radicales. Si tienes cuidado y recoges los excrementos…Nosotros en la asociación estamos preparando un proyecto para presentar al Ayuntamiento para crear áreas caninas.

-¿En dónde se ubicarían?

-Tenemos parques buenísimos donde instalarlos como Santa Cruz, Mera o Santa Cristina incluso. En Oleiros hay muchas áreas residenciales y por lo tanto mucha gente con perro en la finca, y muchos parques a los que se podrían llevar y sin molestar al resto. Creemos que el modelo sería el área canina del parque de Santa Margarita en A Coruña, es el único sitio donde puedes estar tranquilo con el perro. Las áreas caninas no son cagaderos, son zonas con un suelo específico, con fuentes de las que sale el agua con sólo pisar, que requieren un mantenimiento casi cero. En el parque de Bastiagueiro, junto a la urbanización As Galeras, hay un parque precioso que da al mar y que sería un buen sitio también para un área canina. También en el parque de O Seixo, casi al lado de Cambre.

-¿En Oleiros predomina alguna raza en concreto?

-Ahora mismo hay muchísimos golden y boxer, es lo que más ves, no sé si están de moda.





Bienvenidos y bienvenidas

2 02 2009

 

Según el censo de perros proporcionado por la Consellería de Medio Ambiente en la provincia de A Coruña hay registrados un total de 40.278, encontrándonos con que tan sólo en áreas como A Coruña ciudad, Oleiros, Cambre, Culleredo, Arteixo y Sada la cifra alcanzada es de 11.664.

La asociación canina Ría do Burgo es de reciente creación (se registra formalmente en diciembre de 2008) su nacimiento surge de una manera espontánea,  dueños de perros que sienten una profunda preocupación y respeto por estos animales y que desean convivir de la mejor manera posible con ellos procurando desprenderse de comportamientos y actitudes que no harían más que dañar la convivencia social y la imagen de sus propietarios.

Los objetivos de la asociación están claros:

Promoción y asesoramiento a los ciudadanos interesados en la creación de espacios o áreas de canes destinados a la socialización y ejercicio canino.

Proporcionar a los propietarios de canes el asesoramiento necesario para facilitar la convivencia de sus canes en la provincia.

El fomento de la adopción de canes procedentes de perreras municipales o de cualquier refugio.

Concienciar a los dueños de canes de la necesidad de cumplir y hacer cumplir las ordenanzas municipales de protección y tenencia de animales de compañía.